Ciática

El síntoma más notorio de la ciática, es el gran dolor punzante que afecta a las nalgas y tiende a irradiarse a la parte externa de la pierna, pantorrilla y puede llegar incluso hasta el pie. En algunas ocasiones puede provocar debilidad, parestesia (hormigueo).

La ciática aparece en el momento que hay presión o daño del nervio ciático. Este se inicia en la columna lumbar y desciende por la parte posterior de la pierna. Su función consiste en controlar los músculos de la parte posterior de rodilla y la región inferior de la pierna y planta del pie. Es el nervio más ancho y largo que tenemos en el cuerpo humano.

Las causas que producen la irritación del nervio ciático, casi son las mismas que desencadenan una lumbalgia y el tratamiento quiropráctico es muy efectivo para corregir estos problemas.


Forma parte del "Centro Quiropráctico de Vida"

Buscamos a los mejores profesionales en Quiropráctica.